viernes, 19 de agosto de 2011

LAS UÑAS TAMBIÉN SE CAEN...

Llevo ésta última semana trabajando, muy ocupada hasta para preocuparme porque me dolían las uñas de los pies. NO ES POR MASOQUISMO EH? es porque le quería quitar importancia y disfrutar de mis mini-vacaciones. (Jo! parece que estoy un poco loca diciendo que mis mini-vacaciones son cuando voy a trabajar... jajajaaaa!, pero es que trabajar es mi parentesis mental a mi enfermedad)

Bueno, pues es que al principio pensaba que me habrían dado un pisotón o le había dado un golpe a algo, o que me las tenía que cortar (pero me las había cortado justo hacía una semana!) y como tenía las uñas pintadas no veía el color real que se me estaba poniendo. Incluso tuve que ir el último día al trabajo en chancletas, (y eso que no me dejan por temas de seguridad) pero es que el roce de la zapatilla cerrada me hacía daño!!

El caso es que ayer que ya no trabajaba y además ya me dolían mucho los pies, me quité una esquinita de pintura de la uña y efectivamente me llevé el susto: ESTABAN PONIENDOSE MORADAS!! aaaaaayyyyy....
En fin, hoy he llamado al médico y me ha dicho que las uñas son como el pelo, que también hay casos en los que se caen, se me iran poniendo mas moradas y se caerán. No es muy común pero excepcionalmente pasa. Así que como yo soy tan excepcional me ha tocado ésto en el lote!! jajajajaaaa...

Bueno, ya estaba ahorrando en champú, y depilaciones... ahora ahorraré en pintauñas también. jeeje.

14 comentarios:

  1. es que todos los dias se aprende algo nuevo... si que sos excepcional y no solo por tus uñas sino por la forma en que vives la vida!!! que lindo es ver como le buscas el lado bueno...
    ahorro de shampoo, depilacion, esmalte y tiempo que le invertias a todo eso... espero que regresen pronto para que no se te vaya la costumbre jejejjeej
    besotes y hasta la proxima

    ResponderEliminar
  2. Aupa Ainari! Estoy leyendo un libro que se titula "Reinventarse" de Mario Alonso Puig, medico especialista en cirugía general y aparato digestivo... y al leer un pasaje me he acordado de tí y de tu positivismo con todo esto del cancer, y quería escribirtelo. Espero que te sirva a tí y a toda la gente que esta pasando por lo mismo y que sé que te leen. Es un poco largo pero dice así:

    "Yo, que por mi profesión de médico y cirujano, he tenido que comunicar tantas veces a un ser humano que padecía una enfermedad seria, puedo entender el shock y la devastación que esas palabras producen, aún cuando se digan con gran cariño y cercanía. Sin empbargo, creo que quedar atrapado en un estado de ánimo, de angustia y de desesperanza es el peor posicionamiento que podemos adoptar para llevar a cabo una superación de la enfermedad. Las personas que se quedan encerradas durante semanas y meses en la pregunta constante de `¿Por qué a mí?´ sin ser conscientes de ello, generan una enorme tensión interna que se asocia a un aumento de las cifras del cortisol en sangre. El cortisol es una hormona que segregan las glándulas suprarrenales de manera fisiológica. Cuando los niveles de cortisol que existen en sangre son los normales y se siguen los ritmos circadianos, no surge problema alguno. Sin embargo, cuando nos apresan estados de ánimo como la ira, el miedo o la desesperanza, se elevan los niveles de cortisol y ello entorpece el funcionamiento del sistema inmunitario, que es precisamente el que nos debe proteger frente a bacterias, virus y tumores.
    La pregunta `¿Por qué a mí?´ para empezar no tiene respuesta y, además no genera nada valioso. sabemos que el cuerpo responde de una manera totalmente diferente si las preguntas que nos hacemos son otras, como ¿Qué es lo que puedo hacer para superar esto? o ¿Qué puede haber de positivo en esto que me está ocurriendo? No sólo es que los estados de ánimo que facilitan este tipo de preguntas no elevan los niveles de cortisol, sino que además, si insistimos en la pregunta, nuestro sistema reticular activador ascendente nos mostrará algo; tal vez un camino de lucha y recuperación. Este camino sin las preguntas oportunas podría permanecer velado."

    Asi que ya sabes, tienes más motivos para seguir siendo positiva y luchadora. Yo sé que sabes que lo vas a superar, no me cabe ninguna duda.

    ResponderEliminar
  3. GRACIAS ZIGOR!!

    A mi me sale ser así, aunque hay veces que flaqueo... pero siempre he pensado que si me quedo en lo desgraciadita que soy, lo único que me va a pasar es que todo me va a doler mucho mas y lo voy a pasar aún peor.

    Ahora ya veo que tiene una razón médica, y que la recuperación psicológica puede ser igual de importante que la física.

    de nuevo gracias por ayudarnos a todos los que leemos éste blog!!

    ResponderEliminar
  4. Esa es una de las cosas buenas que tienes, Ainarita, que sin tú saberlo ya lo estás haciendo de forma inconsciente. Ahora ya sabes, y yo también, que, además de para no pasarlo tan mal porque no te apetece, hay una razón científica para hacerlo. Y es que pensar en positivo te ayuda a mejorar físicamente. El cerebro y el cuerpo humano son la puta caña! jajajajaja.

    ResponderEliminar
  5. Joe!!! Eres tan especial, hasta para esto!!! Pero me
    Alegra que lo sigas tomando con tanto optimismo.. No sabes lo agradecida por apoyarme tanto... A mi.. Una completa extraña... Dejandome entrar en tu vida... Gracias y mil gracias.. Me hace muy bien hablar contigo!! Sigue Asi.. Que con tu optimismo.. Haces que nosotros también lo seamos.. Un bezaso!!! Y animo!!

    ResponderEliminar
  6. bueno, hay una cosa que nos une aunque no nos conozcamos... la lucha es la misma, y por mucho que los de nuestro al rededor nos apoyen solo podemos saber lo que se siente las que lo pasamos... así que tendremos que hacer piña entre tod@s!!

    ResponderEliminar
  7. Hola Ainara.
    Me llamo Miguel y he leído tu blog, me parece genial.
    Mi mujer tiene cancer de mama y lo está llevando con una entereza de miedo, sois las dos luchadoras natas, el tener esa actitud es casi el 75% de una cura segura.
    Lo de las uñas también lo está pasando mi mujer y bueno, ahí está tomándoselo con ganas de seguir adelante.
    Un beso y ánimo

    ResponderEliminar
  8. Hola Miguel!!
    estoy segura que con la positividad por lo menos se nos hace menos duro... Animo para ti y tu mujer!!

    ResponderEliminar
  9. Hola Ainara.
    No tengo la menor duda de que lo vais a sacar adelante entre todos, porque los que os queremos estaremos ahí en todo momento.
    Gracias por este blog.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  10. a mi mamá también se le están poniendo así u.u

    ResponderEliminar
  11. Hola Chicas, os cuento:
    Cuando empecé con la quimio, un amigo mío me llevó a un centro de estética oncológico y allí a parte de enseñarme a pintarme las cejas, comprarme un bikini monísimo y un gorro super cómodo que ofrezco a todas las mujeres que pasan por este trances....también conocí el ACEITE DE ROSA MOSQUETA ideal para la cicatriz una vez curada pero para lo que va realmenet bien es para las uñas, después de la ducha y a la noche te lo echas con un bastoncillo de los oídos, uña por uña, en las manos y pies, vereis como no llegan a caerse ni a romperse, este aceite es cicatrizante y lo morado no podreis evitarlo pero el resto si. Aceite de rosa mosqueta y esmalte de uñas oscuro, estareis preciosas :)
    IRIA

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por el consejo!! Yo he usado como dices el aceite este para la cicatriz pero lo de las uñas no lo sabía!! así que me lo apunto, y lo pondré en algún post del blog, porque me parece muy interesante.

      Un beso!!

      ;-)

      Eliminar
  12. Perdona por la pregunta pero te han vuelto a crecer la uña ?

    ResponderEliminar